Los mejores cuidados bucales para embarazadas 2021

Primero muchas felicidades por este momento único y magnífico de su vida! Tienes mucho que pensar durante el embarazo, pero no pasar por alto su salud dental ya que cada vez más estudios concluyen que existe una clara asociación entre la enfermedad periodontal, los nacimientos prematuros y el bajo peso al nacer. Las mujeres embarazadas que presentan enfermedad periodontal son más propensas a tener partos prematuros y bebes pequeños y de bajo peso.

Numerosos estudios se requieren para determinar cómo la enfermedad periodontal afecta el embarazo. Aparentemente, la enfermedad periodontal estimula el incremento de los niveles de fluidos biológicos que inducen al trabajo de parto y otros estudios además sugieren que cuando la enfermedad periodontal empeora durante el embarazo, hay un mayor riesgo de sufrir un parto prematuro.

¿Qué problemas bucales puede desarrollar durante su embarazo?

Los estudios demuestran que muchas mujeres embarazadas experimentan gingivitis del embarazo que se produce cuando la placa dental se acumula en los dientes e irrita la encía. Los síntomas incluyen encías enrojecidas, inflamadas y que sangran con facilidad. La gingivitis del embarazo ocurre con mayor frecuencia durante el embarazo porque los niveles hormonales aumentan y por lo tanto, se exagera la manera en que la encía reacciona a la presencia de irritantes en la placa. Sin embargo, es la placa y no las hormonas la principal causante de la gingivitis. Al mantener sus dientes limpios,  ayudará significativamente a reducir o mejor aún prevenir la gingivitis durante su embarazo.

Cuando está embarazada, usted tiene un aumento de irrigación de sangre a las membranas mucosas de la boca y de las encías. Esto puede hacer que le sangren las encías, especialmente cuando se cepilla los dientes. Las encías también podrían estar más hinchadas de lo normal. El uso de un cepillo de dientes con cerdas suaves puede ayudar.

Sus dientes pueden sentirse sueltos mientras está embarazada. Esto no suele causar problemas. Debería desaparecer después del embarazo.

Si tiene náuseas matutinas o problemas digestivos como reflujo gástrico, el ácido estomacal en la boca puede debilitarle los dientes. Esto aumenta las probabilidades de que se formen caries. El cepillado regular puede ayudar. También puede ser útil enjuagarse la boca. Trate de hacerlo con una mezcla de una cucharadita de bicarbonato de sodio en una taza de agua. También puede preguntarle a su médico si puede tomar medicamentos de venta libre para el reflujo gástrico.

¿Qué puedo hacer para asegurarme de tener un embarazo saludable? 

Si ya te estás cepillando dos veces al día con una crema dentífrica fluorada y te limpias entre los dientes una vez al día, ¡sigue haciéndolo! Si no es así, este es el mejor momento para empezar, ya que los malos hábitos durante el embarazo están asociados con el parto prematuro, el crecimiento intrauterino restringido y la diabetes gestacional .

El mejor consejo para las mujeres embarazadas es que deben consultar al dentista para realizarse un chequeo y tratar cualquier problema bucal antes de estar embarazadas. Durante su embarazo, sus dientes y encías necesitan de una atención especial, por lo tanto, deben cepillarse regularmente y utilizar el hilo dental, comer una dieta equilibrada y visitar a su dentista regularmente para reducir los problemas dentales que acompañan al embarazo.

¿Qué debo esperar cuando consulto al dentista durante el embarazo?

Primero, debe informarle al dentista en el momento en que programa la cita que usted está embarazada. Es mejor programar su consulta odontológica durante el cuarto al sexto mes de su embarazo porque, los primeros tres meses del embarazo son de extrema importancia para el desarrollo de su niño y se puede aumentar la incidencia de presentar complicaciones.

Si usted necesita programar una visita de emergencia, deje al dentista saber sobre su embarazo antes de que usted llegue.

Consejos para conservar una boca sana durante el embarazo:

  • Cepíllese los dientes completamente con una pasta dentífrica con flúor dos veces al día. Sobre el cepillo de dientes más indicado para este periodo, de forma general, “se aconsejará un cepillo de cabeza pequeña, que evitará las náuseas y vómitos, y de dureza media”.También será recomendable el uso de un cepillo eléctrico “con control de presión y rotatorio-oscilante”.En cuanto al tipo de pasta de dientes y enjuagues bucales, la experta aconseja el uso de la que más se adapte a las necesidades de restablecimiento de salud oral del paciente. Así, “en pacientes con caries y en presencia de náuseas y vómitos “se aconsejará una pasta fluorada, al menos dos veces al día. Esto es importante porque ante estas situaciones pueden aparecer erosiones dentales y mayor riesgo de caries”.  Mejor consultar con su dentista para cualquier duda.
  • Use seda dental entre los dientes diariamente.
  • Siga una dieta equilibrada. Si come entre horas, hágalo con moderación.
  • Visite al dentista frecuentemente para limpiezas y revisiones profesionales.
  • Si necesita ayuda para controlar la placa, el dentista podrá recomendarle un enjuague bucal antimicrobiano.
  • Si usted tiene náuseas matinales y está vomitando con frecuencia, trate de enjuagarse la boca con una cucharadita de   bicarbonato de sodio mezclado con agua. Si es posible, evite cepillarse los dientes inmediatamente después de vomitar; cuando los ácidos estomacales tienen contacto frecuente con los dientes, los efectos de la erosión con el tiempo puede hacer que el esmalte se deteriore.
  • No fume ni use tabaco sin humo. El tabaco puede empeorar la caries dental. Si necesita ayuda para dejar de fumar, hable con su médico sobre programas y medicamentos para dejar de fumar. Estos pueden aumentar sus probabilidades de dejar de fumar para siempre.
  • Masticar chicles sin azúcar y con xilitol.