Irrigadores dentales

Los irrigadores dentales se han convertido en un complemento excelente para tener una buena higiene dental. De hecho, cada vez son más los odontólogos que recomiendan estos dispositivos,  que ya la presión del chorro de agua o de colutorio bucal consigue llegar a los lugares de difícil acceso bucal. Y son especialmente útiles en la limpieza de implantes dentales, coronas y ortodoncias, en los que hay lugares a los que ni el cepillo ni el hilo dental, ni los cepillos interproximales pueden llegar.